Cómo preparar un buen mate

Buenos matesEl mate es la infusión típica de Argentina, Uruguay, Paraguay y algunas zonas de Brasil. Si bien pareciera que es sencilla su preparación, requiere de ciertas técnicas.

 

Si nunca has tenido contacto o eres nuevo con la yerba mate, ten presente que el sabor de esta bebida es tan particular que, probablemente la primera vez que lo consumas, no te gustará, ya que se caracteriza por ser de sabor fuerte pero a la vez amargo. Por lo tanto, haz el intento al menos tres veces para acostumbrar al paladar.

 

Paso a paso

”Cebar” mate requiere conocimientos y cuidados especiales, de hecho, en familias acaudaladas antiguas sólo lo hacían sirvientas dedicadas a tal fin. Para cebar un buen mate lo primero que se debe hacer es elegir la yerba, en su infinidad de variedades, pero a grandes rasgos, aquella “con palo” no es tan amarga como la que son puras hojas y aquellas sin polvo también son más suaves. Luego se necesitará el recipiente donde se echará la yerba llamado “mate”, cuya palabra deriva del quechua “mati” la cual se refiere a la calabaza que los indígenas empleaban para beber dicha infusión.  En Argentina, se elaboraron mates con los materiales propios de cada región como calabaza, hueso, madera, asta, oro, plata, loza, cerámica y hasta porcelana. De hecho, la alta sociedad porteña encargaba recipientes de plata a los plateros rioplatenses. El mate virgen, recién comprado, necesita curarse antes de emplearse por primera vez. Para tal fin, se llena el mate con yerba húmeda y se deja asentar por un día, y luego se desecha la yerba y se lo enjuaga. Este proceso debe realizarse con los mates elaborados con materiales porosos, como los de calabaza ahuecada, ya que sus paredes internas tienen la capacidad de quedar impregnadas con el sabor de la yerba. La infusión se ingiere a través de una pipeta de metal de aproximadamente 20 centímetros de largo y medio de ancho llamada bombilla, que presenta pequeños agujeros en la parte inferior para sorber la infusión pero previniendo que las hojas de yerba lleguen a la boca.

 

Técnicas de  preparación

Existen tantas técnicas para preparar mate como gente que toma esta infusión, pero un método tradicional es el siguiente. Primero se coloca la yerba dentro del mate llenando la mitad o hasta las ¾ partes del recipiente, luego se tapa con una mano la boca del mismo, se invierte y se agita unos instantes, para lograr que las partículas más finas queden en la parte superior del mate. Esto disminuye la posibilidad de que pasen por la bombilla o la tapen. La yerba debe quedar inclinada, recostada sobre una de las paredes del mate. Se formará un pequeño agujero donde se volcará  agua tibia, dejando reposar durante un minuto. Con el pulgar tapar el pico de la bombilla e introducir el extremo del filtro en dicho hueco. Cuando se haya encontrado la posición definitiva de la bombilla, destaparla  evitando que el filtro se tape.

 

Luego se agrega agua caliente, aproximadamente a los 70°C hasta  las tres cuartas partes del mismo. Es importante mantener el agua a temperatura constante sin permitir que hierva.  Se toma el mate y se recarga con agua cuantas veces se desea. Cuando el líquido ya no tiene casi sabor, entonces indica que es tiempo de renovar la yerba.  Algunos cebadores de mate suelen realizar variaciones en esta infusión incorporando algunas hierbas como menta, yerbabuena, peperina, boldo, cedrón o poleo, ralladura de lima o naranja, o incluso se reemplazo el agua por leche y miel.  También es habitual quemar azúcar y endulzar el mate con una porción del caramelo logrado.

 

Si se está en una reunión, el mate se toma en ronda. La rueda refiere al orden asignado por el “cebador” a cada uno de los participantes para mantener una distribución equitativa del mate. Cuando la reunión es numerosa, para no hacer tan larga la espera entre un mate y otro, suele haber más de un mate e incluso más de un cebador, generalmente presentando una opción dulce y otra amarga. Cuando no se está satisfecho de tomar mate se dice ”gracias” que también se traduce el reconocimiento hacia el cebador.

 

Prueba esta nueva infusión, será todo una experiencia no solo por el sabor sino también por la manera en que se toma.

fuente: latam.msn.com