Cosas que odias pero que a él lo vuelven loco

¿Te ha pasado que después de quejarte largo y tendido porque te ves terrible el día de hoy, sin tomar siquiera un segundo para respirar, tu pareja te dice que a él le encanta cómo te ves? Sí, a mí también. Y mi primera reacción es molestarme aún más porque no me entiende.

Pero lo cierto es que él realmente podría estar diciendo la verdad. Todos aquellos detalles de los que nosotros nos quejamos constantemente son realmente atractivos para la mayoría de los hombres y no particularmente porque tu pareja te vea con ojos de amor.

Estas son algunas de las cosas que nosotras odiamos pero que ellos no tanto:

Andar sin maquillaje: Salir sin una gota de maquillaje puede ser un evento traumático para muchas mujeres, sin embargo ellos casi siempre prefieren nuestro rostro al natural

Caderas anchas: Como dice El General... "Un kilo de cadera no es cadera"

Muslos gruesos: Toda mujer con muslos gruesos sabe el problema que estos representan, pero para los hombres son casi irresistibles

Los lóbulos de tus orejas al descubierto: Mi madre siempre me ha dicho que "de la casa no se debe salir nunca sin aretes ni calzones", pero yo nunca he sido fan de los aretes. Y me ha funcionado bien, porque si hay algo que los hombres adoran es besarte el cuello y jugar con tus lóbulos. Así que, de vez en cuando, vale la pena dejar las argollas en casa o guardarlas en la bolsa

El tamaño de tus senos: Y no, no solamente los grandes. A ellos les encantan las mujeres que se sienten seguras de sí mismas ya sea con una copa A o copa D; así que hay que dejar los complejos atrás y disfrutar de los escotes según se nos antoje

Las "manijas del amor": Ah, esas hermosas acumulaciones de grasita que se escapan del pantalón. Qué digo hermosas si todas las odiamos con pasión pero, aparentemente, a ellos sí les encanta que haya "de dónde agarrar"

¿Se les ocurren más?