Una pastilla anticonceptiva para hombres, cerca de ser una realidad

Una reciente investigación demostró que un compuesto, hasta ahora usado con otros fines, produce un descenso rápido y reversible en el conteo de espermatozoides y en su movilidad.

El desarrollo de una píldora anticonceptiva masculina fue difícil de alcanzar, pero ahora los resultados de un nuevo estudio apuntan en la dirección correcta para conseguir el control de la natalidad, mediante la píldora anticonceptiva para hombres.

Según investigaciones del Dana-Farber Cancer Institute y el Colegio Baylor de Medicina el compuesto de pequeñas moléculas utilizado en la investigación generó un método anticonceptivo reversible, en ratones machos.

La revista Cell publicó que el compuesto, denominado JQ1, penetra en la sangre de los testículos y altera la espermatogénesis, el proceso por el cual el esperma se desarrolla para convertirse en espermatozoides maduros. El resultado fue una disminución en el número y la calidad de los espermatozoides y la producción de esperma normal se reanudó cuando se suspendió la administración de JQ1. Además, el compuesto no afectó la producción de testosterona, la conducta de apareamiento, o la salud de los hijos concebidos.

Uno de los autores principales del estudio, James Bradner, resaltó que el trabajo demostró que "en ratones, este compuesto produce un descenso rápido y reversible en el conteo de espermatozoides, y en su movilidad, con profundos efectos sobre la fertilidad".

En el estudio, los ratones que recibieron JQ1 tenían menores recuentos de esperma, y sus espermatozoides eran menos móviles que los de los ratones que no habían recibido la molécula. Esto hizo que los ratones tratados con JQ1 fueran infértiles. "Estos hallazgos sugieren que un método anticonceptivo masculino, reversible, puede ser posible", concluyeron los investigadores.