Más de 700 personas fueron rescatadas de la trata en 2012

Los datos fueron difundidos por el ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Desde la sanción de la ley 26.364 en abril del 2008, la suma asciende a casi 3.500 personas. El titular de la cartera, Julio Alak, destacó "que la lucha se convirtió en una política de Estado de primer orden en el país gracias a la firme decisión de nuestra Presidenta".

Más de setecientas víctimas de trata fueron rescatadas en lo que va de este año y ya suman 3.465 las rescatadas desde la sanción de la ley 26.364 en abril del 2008, informó este domingo el ministerio de Justicia y Derechos Humanos.
Entre el 1 enero y el 31 de julio último, 712 personas sometidas a regímenes de explotación sexual o laboral fueron rescatadas por la Oficina de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata.

Según un informe elaborado por ese organismo, en más de 300 allanamientos realizados en distintos puntos del país fueron rescatadas 278 personas que eran sometidas a explotación laboral, mientras que las otras 434 liberadas eran explotadas sexualmente.

De las estadísticas se desprende que 627 eran mayores de edad y las 85 restantes menores, mientras 344 víctimas eran argentinas y 368 extranjeras.

Del total de víctimas rescatadas desde 2008, 1.813 eran sometidas a explotación laboral y 1.633 a explotación sexual, mientras que las restantes 19 fueron liberadas en "fase de captación o traslado, no habiéndose determinado hasta el momento el fin de la explotación", indica el informe.

En cuanto a la nacionalidad de las víctimas rescatadas, tomando el total de las personas liberadas desde 2008, surge que 1.602 víctimas eran argentinas y 1.863, extranjeras.

El ministro de Justicia, Julio Alak, destacó estos son resultados y los atribuyó a "una lucha sistemática contra el tercer delito en importancia a escala global".

"Esta lucha se convirtió en una política de Estado de primer orden en el país gracias a la firme decisión de nuestra Presidenta, y ahora está tomando alcance regional en el marco de un proceso de integración cada vez más vigoroso con los gobiernos hermanos de Suramérica", señaló el funcionario.

La coordinadora de la Oficina de Rescate, Zaida Gatti, alertó sobre las diferentes formas de captación que ejercen las redes de trata y señaló que las más comunes se dan mediante el engaño.

Gatti advirtió que la trampa puede darse "a través de ofrecimientos de trabajo publicados en avisos para trabajar de niñeras, modelos, etc; o también por medio de ofertas laborales realizadas por conocidos de las víctimas".

"En su mayoría, las víctimas son mujeres, niñas y niños que atraviesan situaciones económicas desfavorables y que, para alimentar a sus familias, aceptan trabajar sin conocer cuáles son los verdaderos objetivos", subrayó la funcionaria.

Además, en el marco del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, y en conjunto con las fuerzas federales de seguridad, esta semana se realizaron 16 allanamientos simultáneos en talleres textiles clandestinos que operaban en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

Por orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5, que conduce Norberto Oyarbide, Secretaría N° 9, a cargo de Carlos Leiva, las inspecciones fueron realizadas en diferentes domicilios de la Capital Federal, Ciudadela, Lomas del Mirador, Villa Celina y Villa Madero.

Como resultado de los operativos, el personal de la Oficina de Rescate entrevistó a 162 personas en situación de explotación laboral, de las cuales 5 eran menores de edad que habían sido ingresados al país por pasos fronterizos no habilitados, sin documentos ni autorizaciones, por lo que permanecerán a resguardo del Programa Nacional de Rescate.

Además, de las entrevistas se desprendió que las víctimas en su mayoría eran de nacionalidades boliviana y argentina, en tanto que otros datos relevantes indican que cumplían largas jornadas laborales de más de 12 horas diarias.

La mayoría no contaba con sus documentos de identidad ni con dinero al momento del allanamiento y como salario recibían "vales" de dinero semanales de 100 y 200 pesos.