25Octubre2014

La naturaleza invita a conocer Malargüe, al pie de los Andes

Al pie de la Cordillera de los Andes, con una oferta que incluye turismo aventura, actividades científicas y culturales y reservas naturales para la práctica de variados deportes, la ciudad de Malargüe, en el sur de Mendoza, atrae con sus paisajes y exquisitas truchas y chivitos.

 

 

“Hay atractivos para las diferentes edades, alojamientos de todos los niveles y una gastronomía que abarca tanto los platos de la cocina internacional como los de carne argentina y propuestas con sello propio como las nuevas Rutas del Chivito y la Trucha”, remarcó el director local de Turismo, Oscar González.

 

Desde el departamento más grande y más austral de Mendoza, el funcionario destacó que la ciudad “es un destino seguro, con magníficos encantos naturales y culturales, pero sobre todo, con amigables anfitriones que harán pasar una estadía inolvidable”.

 

Se puede llegar por auto u ómnibus por la ruta nacional 40, dado que el aeropuerto funciona sólo para la época de esquí en el Valle de Las Leñas, complejo que de todos modos recibe a los turistas en verano con una variada oferta de turismo aventura.

 

“Tenemos un clima muy agradable, sobre todo en verano, y múltiples espacios para compartir a orillas de los ríos Malargüe y Grande, o en toda la cuenca del río Salado en el circuito a los valles”, comentó González.

 

Para los amantes de la naturaleza, Malargüe cuenta con cuatro Áreas Naturales Protegidas, como la Caverna de las Brujas, formada por rocas calizas de origen marino, donde la filtración de agua por miles de años generó hermosas estalactitas, estalagmitas, columnas y coladas.

 

Las otras son La Payunia, paraíso de los vulcanólogos por sus ahora silenciosos volcanes que dejaron maravillosas geoformas; los Castillos de Pincheira, paisaje espectacular por sus formaciones rocosas que parecen castillos tallados por el viento y la lluvia, y la Laguna de Llancanelo, un humedal que alberga la mayor colonia de flamencos de América del sur.

 

Escalada, rapel y variados deportes de montaña como caminatas, cabalgatas y bicicletas o travesías en vehículos 4x4 y safaris fotográficos son excelentes opciones para estos fabulosos paisajes.

 

Los aficionados a la aventura pueden visitar en sus propios vehículos o en excursiones el volcán Malacara, la cascada Manqui Malal, la laguna de Niña Encantada, o conocer el valle Los Molles con su pozo de Las Animas; el famoso valle de Las Leñas y el Valle Hermoso.

 

Hay variados rincones para pescar con mosca y hasta la posibilidad de capturar una trucha en criadero que a los pocos minutos será servida exquisitamente cocida.

 

Como si fuera poco, Malargüe se ha convertido en la última década en un gran polo científico y cultural. Congrega todo el año a investigadores de todo el mundo estudiosos de los rayos cósmicos, yacimientos paleontológicos, los volcanes y las cavernas.

 

Se puede visitar el Observatorio de Rayos Cósmicos "Pierre Auger" donde se investiga la dirección de llegada de estos rayos con energías superiores; el Complejo Planetario, con su modernísimo domo con tecnología digital, y el Parque Paleontológico Municipal Huellas de Dinosaurios, actualmente en construcción.

 

Tras la reciente Fiesta Nacional del Chivo, la ciudad proyecta una segunda quincena de enero colmada de visitas, según anticipa la cantidad de consultas recibidas, y prevé mantener un nivel del 80% de ocupación. Se recomienda llegar con las reservas hechas.

 

“La primera quincena tuvimos mucha gente de Buenos Aires, Mendoza capital, Santa Fe y Córdoba, y una gran cantidad de chilenos dado que se han abierto los pasos Pehuenche y Vergara”, dijo el director de Turismo.

 

En la ciudad, sus calles tranquilas pero con gran movimiento comercial que bordean la ruta nacional 40 invitan a conocer la capilla histórica, el molino de Rufino Ortega, el Museo Regional, y la estancia La Horteguina.

 

En cuanto a precios, la Dirección de Turismo local informó que un hotel base doble tiene un costo que va desde los 200 hasta los 415 pesos; las cabañas para cuatro personas desde 300 a 470 pesos; los camping desde 30 a 50 pesos por carpa o 20 pesos la entrada por día, y los hostel de 55 a 80 pesos.

 

Y si de excursiones se trata, dijo que una visita a la caverna de Las Brujas cuesta 150 pesos, y 65 la entrada para quienes van con su propio auto; La Payunia, 360 pesos y se puede acceder en automóvil, el volcán Malacara, 120 pesos más 60 de entrada.

 

La Dirección de Turismo de Malargüe atiende en 02627-471559 o www.malargue.gov.ar o Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .

Telam