21Diciembre2014

Grandes avances en la atención del niño prematuro

Hoy se puede saber incluso si el bebé en gestación será prematuro y, con el tratamiento indicado, reducir a la mitad la posibilidad. Más conocimiento sobre los órganos en formación, la especialización de la enfermería, nuevas tecnologías y nuevos fármacos, la promoción de la lactancia y el protagonismo de la familia en el cuidado, son las claves de la evolución.

Por primera vez, el país se adhirió a la Semana del Prematuro, del 4 al 10 de octubre, una iniciativa de UNICEF para reflexionar sobre la prematuridad como problema de salud pública y el prematuro como ser social con necesidades especiales.

En el Hospital Universitario Austral (HUA), puntualmente, se realizará un “Homenaje a los Niños Prematuros” el viernes 8, para los bebés que hayan sido pacientes del Servicio de Neonatología, sus familiares y el equipo de salud que los cuidó.

 

“El nacimiento pretérmino se produce antes de la semana 37 de gestación. Entre los factores que pueden provocarlo espontáneamente figuran: las enfermedades del feto (retraso del crecimiento, anomalías urinarias, de la pared intestinal o del sistema nervioso central), los problemas de la placenta (acretismo, ruptura espontánea de membrana, corioamnionitis) o las patologías de la madre (hipertensión arterial, enfermedades autoinmunes, respiratorias, tabaquismo, infecciones)”, explicó el Dr. Rodolfo Keller, coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Austral.

 

Nacer prematuro exige a los órganos en formación el desafío de vivir fuera del útero. “El objetivo del equipo de Neo es que la transición a esta vida exterior sea lo menos traumática y libre de complicaciones que sea posible. Afortunadamente, se lograron avances importantes que disminuyeron las consecuencias neurológicas (retraso madurativo), sensoriales (problemas auditivos o visuales), respiratorias (enfermedad pulmonar crónica) y nutricionales (retraso del crecimiento)”, añadió el especialista.

 

Además del avance del conocimiento médico, el desarrollo tecnológico y farmacológico, los principales factores que optimizaron la calidad de la atención del prematuro fueron: una mayor capacitación de la enfermería, la inclusión de la familia en el cuidado y la promoción de la lactancia materna.

 

Saber si el bebé será prematuro (y reducir las posibilidades)

 

De los 11.000 niños que mueren anualmente en nuestro país antes de los 5 años, un 54% fallece antes del mes de vida por malformaciones congénitas y prematuridad. ¿Es posible evitar estos problemas o anticiparse a ellos? Sí.

 

El Dr. Adolfo Etchegaray, jefe de la Unidad de Medicina Fetal del HUA, afirmó que “existen métodos para identificar a las mujeres que tienen un riesgo alto de parto prematuro severo (antes de las 34 semanas)”. Y agregó que, mediante el tratamiento prenatal con progesterona, se puede reducir esta posibilidad “en hasta un 44%”.

 

Debido a que la mayoría de los partos prematuros espontáneos ocurren en mujeres sin antecedentes previos (la mitad de los casos, en primerizas), Etchegaray enfatizó la necesidad de que todas las embarazadas tengan una evaluación del riesgo durante el segundo trimestre. Esto se realiza mediante una ecografía transvaginal especial en la que se mide la longitud del canal cervical a las 22 semanas, en el mismo momento en el que se hace la ecografía morfológica detallada, que descarta defectos congénitos graves en el bebé. “En aquellas pocas mujeres en las que el riesgo de parto prematuro está aumentado, se indica tratamiento con progesterona, así como un seguimiento personalizado para prolongar la gestación”, informó el experto.

 

Cuando, a pesar de todo, el parto prematuro sucede, “saberlo de antemano permite acelerar la maduración de los órganos más vulnerables del bebé (los pulmones, el cerebro y el intestino) mediante el tratamiento prenatal con corticoides, preparar las estrategias de cuidado futuras en la UCIN y programar cirugías complejas en caso de ser necesarias”, concluyó el Dr. Etchegaray.

 

La desigualdad, un agravante

 

“De acuerdo a estadísticas locales, la tasa de mortalidad neonatal (es decir, el número de niños de entre 0 y 27 días de vida extrauterina que mueren cada mil nacidos vivos) pasó de 10,5 en 2003 a 8,5 en 2007. Pero existen diferencias regionales: mientras que en Capital Federal la tasa es de 5,4, en Formosa alcanza el 15,3”, detalló el Dr. Keller, introduciendo la variable de la desigualdad en el acceso a la salud.

 

Al respecto, la Lic. Paola Iturria, especialista en enfermería neonatal y coordinadora de enfermería de la UCIN del HUA, expuso: “Existe desigualdad en la distribución de los centros de salud y de los profesionales especializados. Lo mismo ocurre con los equipos de alta tecnología y del personal idóneo para su manejo”. “El seguimiento luego del alta de los prematuros por parte de un equipo interdisciplinario sigue siendo un desafío en algunos centros”, continuó.

 

Además de la desigualdad, Iturria mencionó otra carencia fundamental: “Existe mucho desconocimiento sobre la prematurez en la población”. Por esto, la Semana del Prematuro pretende informar acerca de la importancia de que los bebés prematuros reciban cuidados individualizados, planificados y centrados en el desarrollo, con el sostén de la familia. “El contacto con los familiares es primordial. Los padres son los cuidadores primarios de estos niños; en el HUA tienen acceso ilimitado a la Neo las 24 horas”, comentó la Lic. Iturria.

 

Según los especialistas, el solo contacto de la piel entre la mamá y su bebé favorece el vínculo afectivo, estimula la ganancia de peso, facilita la lactancia materna y estabiliza los signos vitales. Ayuda al pequeño a regular la temperatura de su cuerpo y a aprender a respirar.

 

Mortalidad neonatal, en números

- En el mundo, el 99% de las 4 millones de muertes neonatales anuales ocurre en los países más pobres.

- La Dirección de Estadísticas e Información en Salud (DEIS) del Ministerio de Salud de la Nación, reportó que de cerca de 750.000 nacidos vivos en el 2008, el 8% fueron prematuros.

- La mortalidad neonatal representa el 38% de las muertes de chicos menores de 5 años.

 

- En la Argentina muere el 40% de los recién nacidos con menos de 1.500 gramos, mientras que en los países desarrollados y con buenos servicios de Neonatología esa cantidad no supera el 15%.

 

- Se calcula que si todos los recién nacidos tuvieran acceso a un cuidado similar, morirían 2.116 bebes menos por año.

 

- En el HUA nacen cerca de 2.000 bebés al año de los cuales 1.9% pesan menos de 1.500 gr. De estos sobreviven el 90% (datos del último año).

Contactos

 

Dr. Rodolfo Keller

 

Coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales - Hospital Universitario Austral

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Lic. Paola Iturria

 

Coordinadora de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales

Hospital Universitario Austral

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Dr. Adolfo Etchegaray

Jefe de la Unidad de Medicina Fetal

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Lic. Mariana Israel

Prensa y Edición de contenidos

Hospital Universitario Austral

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. | www.hospitalaustral.edu.ar

Tel. +54 2322 48 2878 | 2000 | Cel. +54 911 6426 3280

 

Acerca del Hospital Universitario Austral

 

El Hospital Universitario Austral inició su actividad en mayo de 2000. Es una asociación civil, por lo tanto una entidad sin fines lucro que se dedica a la asistencia, la docencia y la investigación biomédica. Es un hospital general de agudos y alta complejidad, que cuenta con una infraestructura técnica de última generación y un equipo de destacados profesionales. Su compromiso con la búsqueda de la verdad y la promoción de la cultura de la vida, implica un especial énfasis en la calidad del trabajo, orientando toda su labor hacia el servicio y el desarrollo de valores humanos. Con la firme premisa de cuidar con competencia y compasión a las personas, el Hospital Universitario Austral fundamenta sus servicios en la formación ética y científica de su personal, y en la tecnología aplicada en cada una de sus especialidades. Conforme a su ideario, la institución está comprometida con una profunda labor asistencial solidaria, tanto en la comunidad a la que pertenece como también en el resto del país. Más información en: www.hospitalaustral.edu.ar